3. El proyecto

Este año el proyecto científico es realmente complicado…. crear un plan de aprendizaje…. ¿y el tema?…. Tenemos la oportunidad de diseñar eso que todos pedimos a gritos. “Aprender divirtiéndonos y sin esfuerzo; ¡Seguro que está “chupao”!

Lo primero que hicimos fue reunirnos y decidir sobre la materia que queríamos aprender y, tras múltiples deliberaciones, la mayoría coincidimos en una misma idea ¡construir drones!

La cara de la profe no tenía precio “¿Drones? Perfecto. Tendremos que trabajar mucho. es importante que tengáis en cuenta todo los contenidos que deberéis aprender para poder construir un dron. Y os aseguro que es mucho. Pero si os comprometéis, seguro que con nuestras posibilidades lo conseguiremos sin problema. Lo que sí quiero es que tengáis en cuenta que el proyecto no consiste en construir un dron, que lo intentaremos al poner en práctica el proyecto. Lo que realmente deberéis hacer es elaborar un método de trabajo para que otros alumnos lo consigan y, durante todo el proceso, hay que idear cómo será este para adquirir todos los conceptos y habilidades necesarias, con el fin de alcanzar el objetivo último, el dron. Así que, a trabajar”

Lo teníamos claro. Había que ponerse en marcha de modo que: empezamos a pensar, con la ayuda de nuestros profes, y el primer paso fue analizar los métodos de enseñanza y herramientas que más nos gustan y nos resultan más interesantes.

  • Aprendizaje colaborativo: trabajo en grupo en el que integrante se compromete a realizar su trabajo explotando las habilidades propias, teniendo siempre al grupo como referencia para ayudarnos, compartir conocimientos y habilidades, establecer roles que nos faciliten el trabajo.  Algunos ya llevamos trabajando con él tres años, así que se puede decir que tenemos experiencia.
  • Método de proyectos: a partir de los conceptos y contenidos trabajados en el aula, en las diferentes materias, vamos a investigar sobre todo aquello que queremos aprender. Tenemos también ventaja porque lo conocemos de las clases de Tecno.
  • Utilizar las TIC-TAC: Internet, programas de dibujo, programas de simulación, programación…, Nuestros centros usan de forma habitual las Tecnologías de la Información y la Comunicación y los dispositivos móviles. Una ventaja más.
  • Trabajo en el taller.
  • Uso de dispositivos móviles y aplicaciones de todo tipo.
  • Fabricación digital. Tenemos la suerte de conocer Laboral Centro de Arte de Gijón (http://www.laboralcentrodearte.org/es), y la posibilidad de trabajar con FabLAB.
  • Televisión. En los dos centros educativos tenemos televisión, así que sería ridículo no aprovechar este recurso.

¡Bien!. Tenemos la idea, tenemos los métodos de aprendizaje que más nos gustan, y las herramientas a nuestra disposición. Ya sólo nos queda empezar a organizarlo todo y buscar la mejor forma de plantearlo.

equipo

Con el trabajo colaborativo, el método de proyectos, el uso de las TIC, el diseño y construcción de un dron, sin darnos cuenta, estaremos trabajando todas las competencias básicas: la competencia lingüística, matemática, conocimiento e interacción con el mundo físico, cultural y artística, digital, autonomía personal, aprender a aprender.

Ahora lo que necesitamos es empezar a organizar todo el proceso de aprendizaje. ¿Cómo lo organizamos?

  1. En primer lugar nos dividimos en grupos para llevar a cabo un  aprendizaje colaborativo, el reparto de roles,…
  2. En segundo lugar, plantear la tarea a nivel global, analizar, estudiar e investigar el funcionamiento, aplicaciones y diseño de los drones para lograr construir uno propio.

Al final hemos decidido que lo mejor sería que cada grupo plantee su investigación, diseño y construcción a partir de condiciones distintas:

Grupo A: Un grupo debe realizar todo el proceso utilizando Lego.

Grupo B: Otro trabajar con los materiales disponibles en el taller de tecnología.

Grupo C: El tercer grupo realizará la fabricación digital con la posibilidad de utilizar la impresora 3 D y la cortadora láser.

Pero …¡no es justo! Las condiciones de partida son muy distintas, las piezas de lego pesan mucho y… ¡vamos a construir un dron que debería volar!

¡Calma! Ese es uno de los fundamentos de nuestro proyecto. Cada grupo deberá acompañar su investigación de una memoria en la que se indique todo el trabajo realizado y que entregará a los otros grupos,  de manera que vean qué contenidos, conceptos y habilidades se han desarrollado durante el proceso, según las condiciones de partida.

En Lego (Grupo A) se trabajarán más estructuras y mecanismos. Si se instalan motores, sensores u otros componentes, será necesario programar, empleando la programación por bloques del software de Lego.

En el taller (Grupo B) se trabajarán los materiales, las estructuras, los motores, los circuitos eléctricos, las fuentes de alimentación, los teléfonos móviles, las placas de arduino, la programación.

En fabricación digital (Grupo C) se trabajará el diseño, y la electrónica.

Al final en cada grupo se aprenderán contenidos diferentes que nos permitirán alcanzar el mismo objetivo y que no son excluyentes si no que suman.

Lo ideal será compartir lo mejor de cada proyecto y unirlo en un proyecto único en el que se empleen las mejores ideas, diseños, estrategias, materiales utilizados, etc,  estudiados por separado en los tres grupos.

Al final, tendríamos un aprendizaje colaborativo en grupos pequeños que se transformaría en grupo grande y tres métodos de proyectos que se integrarían en uno sólo, en el que se fusionan diferentes planteamientos a la hora de realizar el trabajo.

¡Divertido parece!  Sobre todo cuando tengamos nuestros drones. Pero eso de no tener que trabajar mucho… Lo que está claro es que queda mucho por hacer y entre esas muchas cosas, la primera será ver la viabilidad de nuestro proyecto educativo.

Quizás el planteamiento podría hacerse en varios cursos, en la materia de Tecnología, empleando como siempre todo lo aprendido en el resto de materias. ¿Cómo sería?

  1. En el primer curso estudiamos las estructuras, algunos materiales y mecanismos que nos permitirían empezar con el chasis, reductoras…
  2. En el segundo curso conoceríamos otros materiales y empezaríamos a trabajar con electricidad, motores, circuitos, potencia,…
  3. En el tercer curso ya podríamos incorporar la electrónica y el uso de placas de arduino, con la posibilidad de dirigir y controlar nuestro dron que se iría mejorando año a año.

El proceso sería el mismo pero a lo largo de los tres cursos de secundaria.

Ya está nuestro plan de aprendizaje si le sumamos interés, compromiso, ganas de aprender y trabajar será perfecto.

  image1     image2 (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s